COP25: Entrevista a Tomás Insúa, director del Movimiento Católico Mundial por el Clima

Sociedad Jueves 5 de Diciembre de 2019

23_tom-s-ins-a-2.jpg
Tomás Insúa

“El trabajo que tenemos por delante es gigantesco y tiene que ser rápido”, ha advertido Tomás Insúa, director del Movimiento Católico Mundial por el Clima, en el encuentro La cumbre del cambio climático y el cuidado de la casa común, celebrado esta mañana en la Fundación Pablo VI, en Madrid, en el marco de la COP25 que tiene lugar en la capital española hasta el 13 de diciembre.

Fuente: ZENIT

El líder de la red mundial católica ha conversado en exclusiva con zenit sobre cómo surgió el Movimiento Católico Mundial por el Clima, qué se propone y a quien va dirigido, ha reflexionado sobre los trabajos realizados en esta Cumbre Climática, especialmente sobre el Acuerdo de París, y ha enumerado algunas iniciativas para participar en la campaña de desinversión a la industria petrolera y financiera, en busca de una mejora en la reducción de gases y protección del medio ambiente.

En el encuentro sobre cambio climático y cuidado de la casa común, celebrado este jueves, 5 de diciembre, Tomás Insúa ha participado en la mesa redonda titulada Inversiones éticas y cambio climático, junto con Carmen Valor, profesora agregada de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Pontificia ICADE.

Campaña de desinversión

En el debate, Insúa ha indicado en qué consiste esta “campaña de desinversión”, en la que ya han participado más de 1000 instituciones alrededor del mundo, entre ellas grandes fondos de pensiones y entidades. religiosas.

“Dentro del mercado financiero, muchas de nuestras instituciones católicas, que tienen recursos invertidos en el mercado financiero, sin saberlo, están tirando más nafta al fuego”, ha explicado Insúa. “Sabemos que el Acuerdo de París, al establecer este objetivo de limitar la temperatura a 1.5 grados, significa necesariamente dejar de quemar combustibles fósiles: petróleo, carbón y gas. Sabemos que es una transición, pero el objetivo es muy claro”.

La campaña de desinversión “es un boicot financiero a esta industria, es decir, es moralmente inaceptable que siguen explorando y sigan extrayendo nuevos combustibles fósiles. Entonces, nosotros, como instituciones con recursos financieros, debemos dejar de invertir”, ha aclarado el líder argentino.

En total, 11 trillones de dólares ya han sido desinvertidos, y es una tendencia que se va acelerando. Cuando la gente empieza a entender que está “tirando nafta al fuego” sin darse cuenta, cuando entiende esa lógica y empieza a dar sus recursos a esta industria, se empiezan a dar cambios. Estamos viendo que efectivamente es de alto impacto, cuando ven que es una amenaza para el modelo de negocio, es porque está campaña de boicot está funcionando. Es un motivo de esperanza ver como se empiezan a mover las cosas”.

El Movimiento Católico Mundial por el clima nace en el 2015, poquito antes de que el Papa publique la Laudato Si’ sabiendo que se venía ya empezaron los rumores de que el Papa iba a publicar una encíclica sobre este tema, la novedad, la primera vez, una encíclica sobre este tema… Y en ese contexto surge la motivación de armar una red, digamos, que ayude a la Iglesia a poner en práctica este mensaje. Nacemos en enero de 2015, cuando el Papa llega a Manila, Filipinas, con el cardenal Tagle que es nuestro sponsor, digamos. La arquidiócesis de Manila es parte desde el día cero, y le presenta al Papa Francisco nuestra declaración fundacional y demás…

Somos una red de instituciones católicas. Somos 900 organizaciones católicas en todo el mundo trabajando juntas para poner en práctica la Laudato Si’, somos una realidad de la Iglesia.

Fuente: ZENIT

Dejá tu comentario